domingo, 17 de mayo de 2009

Tiempos modernos

El sábado me despertó el timbre a las ocho y media. Era Claudia que venía a limpiar mi casa. Mi departamento no es grande, se limpia fácilmente en tres horas. A mí me llevaba entre cinco y siete y lo hacía en medio de brotes de obsesión a la noche.
Me levanté y fui a desayunar al bar de la vuelta con una amiga a la que me es difícil ver en la semana. Antes dejé la ropa en el lavadero.
Después fui a la masajista. Las nueve horas diarias de computadora se vengan implacables en mi espalda y casi no podía extender el brazo derecho. A la salida fui a esos lugares donde te miman, te hacen las manos, pies, depilación, etc.
A las cinco fui al gimnasio. Me gusta entrenar porque puedo poner la mente casi en blanco, fingir movimientos de combate y administrar dosis de adrenalina y sudor que no serían oportunos en ningún otro lugar público. A veces, hasta que me dejan golpear algo.
A la noche no quería cocinar y llamé a la rotisería. Además quería comer algo rico y soy pésima cocinando.

A la tarde, mientras volvía en taxi a casa antes de que cerrara el lavadero, pensaba que hace pocas generaciones, todos estos pequeños actos se hubieran visto como lujos orientales. Además me hubieran tachado de mala mujer o lisa y llanamente de inútil. Puedo limpiar mi casa y la ropa. Puedo caminar, puedo prepararme la comida. Si mi vida dependiera de la recolección o de un trabajo físico, no necesitaría el gimnasio, ni la masajista.
En la ciudad hay una trama de actividades auxiliares que suplen la incapacidad de vivir una vida más simple.

También pensaba que otro sábado como este y no llego a fin de mes.

8 comentarios:

Zimbon dijo...

Con el último párrafo, me estropeaste el comentario! jaja
Y mirá que lo tenía elaboradísimo...

La buena vida no tiene precio, y vale el esfuerzo semanal!

besos!

Anónimo dijo...

Esteban Q es Diego Gualda.
Busquen en google

Moni dijo...

Zimbón:
Sí, fue un lindo sábado. Lo confieso. Gracias por pasar!.
Anónimo: Los Reyes Magos son los padres! Ya podés escribirles a todos contándoles. Eso sí... no te pongas mal si te dicen que ya lo saben.

Anónimo dijo...

Si se me permite, quiero recomendar el tema "A felicidade" de Jobim, cuya letra podría agregarse no sin facilidad al tema propuesto. Saludos. Burga.

Pedro dijo...

dura la vida del pobre no?? :D

Moni dijo...

Burga: estoy escuchando el tema. Gracias por la recomendación.
Pedro: uno de mis amigos dice que es nuestra responsabilidad recircular la riqueza (o en este caso, unos pesitos). Por estas cosas siempre voy a ser pobre.

Dra Estela A. Pristupin dijo...

No necesitarías gimnasio, pero ¿por qué no masajista? El trabajo en el campo es duro...
Un beso

Moni dijo...

Estela: sí, es cierto. Me refería a que si no estuviera tensionada y viviera una vida más natural... Igual bien mirado, fue una pavada, lo acepto.
¡Gracias por pasar!